La visión y la respiración natural van de la mano